Sobre tu piel se aplastan las gotas de la lluvia y la tierra se extiende manchada como un tigre.
Aquel temblor del muslo y el diminuto encaje, de vello traspasado, su resistencia elástica vencida con el paso de los años, vuelven a ser verdad, oleaje en el tacto, arena humedecida entre las manos, cuando otra vez, aquí, de pensamiento, me abandono en la dura.
De balcón a balcón oímos la posguerra por la radio, y lejos, bajo las cruces frías de las plazas, ancianas sombras negras pascaban sosteniendo en las manos nuestra supervivencia.Quiero que te que regalar a un hombre en san valentin en argentina levantes con la misma impaciencia que los árboles, creciendo hasta lo exacto para rozar mis labios, para buscar en ellos la humedad sin la lluvia.De ese modo, bien podría esperar dichosa palma si en esta empresa mi alma calla, está firme y porfía.Quién triunfa de su aspereza?Y arrastra una cadena oscura de pasiones heladas, ese frío que cabe solamente detrás de una palabra.Mas qué puede esperarse, si no es risa, de un rostro que al sol vence y vuelve en noche?Cuanto más, que el amor nace junto con la confianza, y en ella se ceba y pace; y, en faltando la esperanza, como niebla se deshace.Yo tenía una pequeña estrella de papel brillando sobre el labio.Del libro de "DON quijote DE LA mancha" sonetos El Monicongo, académico de la Argamasilla, a la sepultura de don Quijote Epitafio El calvatrueno que adornó a la Mancha de más despojos que Jasón decreta; el jüicio que tuvo la veleta aguda donde fuera mejor.Sobre las capes relucen manchas de tinta y de cera.
S S Al túmulo del rey que se hizo en Sevilla (Soneto con estrambote) "Voto a Dios que me espanta esta grandeza y que diera un doblón por describidla!; porque, a quién no suspende y maravilla esta máquina insigne, esta braveza?
En mis ojos, sin querer, relumbran cuatro faroles.
Verdes en el cansancio de todas las esquinas esta ciudad me mira con tus ojos de musgo, me sorprende quién ha ganado masterchef tranquila de amor y me provoca.
Oh pena de cauce oculto y madrugada remota!
Se acabaron los gitanos que iban por el monte solos!
De "Rinconete y Cortadillo" Por un sevillano, rufo a lo valón, tengo socarrado todo el corazón.Yo despisté al portero de las barbas rojizas, y allí, sin los silencios del joven que se enfrenta, sin tu arbolado anillo de goleta que surca el matrimonio, a pesar de tus pieles y mi piel, nos pusimos de acuerdo.Era la vida entonces la que nos recordaba, con las claras sirenas de sus barcos y su bisutería, que seguía latiendo quizás entre nosotros, deshecha, nublada y pasajera como el esperma seco sobre la piel ya fría que tanto hemos amado y casi siempre.Pues tú, que ves tan distante el medio del fin que quieres, sin esperanza y constante, si en el camino murieres, morirás como ignorante.El teléfono busca ventanas encendidas en las calles desiertas y me alegra escuchar noticias de la noche, cotilleos del mundo literario, que se te nota lo feliz que eres, que no haces bolso y set maternal alto baby store llavero de regalo otra cosa que hablar mucho de mí con todos los que hablas.Qué puedo ofrecerte para agradecerte tanto amor?Quizás contigo estuve tan demasiado cerca de tu reino, que necesito ahora desmentirte, utilizar los trucos que uno tiene para poder seguir.Supongo que también te dejarán a ti este mismo vacío, esta impaciencia por estar sin nadie mientras se nos olvida todo el calor que duele de olvidado.Quién anda ahí, después de haberse ido, persistiendo con ojos de batalla, bajo la sombra muerta de las llaves?Frente a aquella ventana -que no cerraba bien- en una habitación parecida a la nuestra, con libros y con cuerpos parecidos, estuvimos amándonos bajo el primer bostezo de la ciudad, su aviso, su arrogante protesta.