Calendario de Adviento de vasos de cartón.
También puedes hacer calendarios de Adviento para regalar a amigos o familiares, los detalles artesanales siempre tendrán un encanto especial.
Este tipo de calendario de adviento también os figuras de paquetes de regalos puede servir para decorar vuestra casa en navidad, ya que podréis colgarlo en el lugar que mas os guste; a lo largo de una escalera o como guirnalda en el árbol de navidad y os quedará precioso.Con todo ello puedes crear una especie de casita en la que cada rollo equivale a un día.Puedes hacer las cajas con cartulina y forrarlas con papeles decorativos o de regalo.Hofmann, está claro porqué, no?Con este sencillo diseño vas a poder plegar y unir las páginas, para crear un calendario original o un recuerdo que quien lo reciba sabrá apreciarlo y divertirse con él, recordando las épocas de diversión o esperando todos los buenos momentos por llegar.
Sobres pequeños de papel, números de papel, recortados de revistas o dibujados por vosotros y recortados.
La sorpresa va dentro del rollo, que va tapado con trozos circulares de cartón.
A continuación encontrarás una selección de calendarios de Adviento DIY para todas las edades.
Pero si eres mañosa y te gusta el DIY, puedes hacerlos tu misma utilizando tela de fieltro, retales de tela para hacer pequeñas bolsas, cajas de cartón etc.
Rellénalas de lo que quieras y apílalas a modo pirámide.
Fuente: m, compra las cajitas en cualquier tienda (las encontrarás fácilmente) y marca cada una con su número correspondiente.
Esperamos que te sirvan de inspiración y disfrutes creando en casa estos preciosos detalles que marcan el inicio de la Navidad.Ponles un número con su día correspondiente y tienes un calendario de lo más original.Resulta ideal si el calendario es para hacer un regalo a una persona especial, una amiga o familiar.Instagram m/pinktomatoskincare, faceBook m/PinkTomatoSkinCare, mi libro electrónico (Kindle) /8jwzVV, blog m/.Pero estos calendarios van evolucionando, como todo, y ahora también podemos encontrar juguetes o libritos detrás de cada días.Luego, iremos digitalizando o escaneando las fotos, o bien editándolas en sus versiones digitales para añadir al extremo superior de la hoja de trabajo, armando una especie de collage o un cuadro simple, ubicando una tras otra.