Él habla por símbolos.
Advanced embedding details, examples, and help!Y, en su orgullo, fue en busca del obispo y evax regalos le contó lo que el príncipe había hecho, agregando: -No ve cómo el príncipe desea mi amistad?Gibrán Jalil Gibrán, cierta vez, en la ciudad de Becharre, vivía un amable príncipe, querido y honrado por todos sus súbditos.Porque ya logre ponerte, en mi alma tu mas grande altar.Org item description tags) archiveorg cuento-de-los-tres-regalos width560 height384 frameborder0 webkitallowfullscreentrue mozallowfullscreentrue.Son el cielo, la luna y el mar.Pero el obispo respondió: -Oh!
Hay pero quiereme, solo basta una sonrisa, para hacerte tres regalos.
Y, una noche de invierno, un siervo del príncipe llamó a la puerta del hombre, cargando un saco de harina de trigo, un paquete de jabón y uno de azúcar.
La harina es para tu estómago vacío, el jabón para tu sucia piel y el azúcar para endulzar tu amarga lengua.
Y el hombre se regocijó, pues creyó que las dádivas eran un homenaje del príncipe.
Estan cercas mis manos, sin poderte asi, quiereme, porque ya creo merecerte.
Que mandara en mis adentros, ya no tengo que buscarla, por que en ti todo lo encuentro.Ya nomas dime que si, yo que soñe con tener una reyna.No voy a alejarme sin antes decir.El príncipe lo sabía.Solo basta una sonrisa, para hacerte tres regalos.Qué príncipe sabio y qué poco comprendes.Pero, a quien más odiaba era al obispo que interpretó la dádiva del príncipe.Desde aquel día en adelante, el hombre sintió vergüenza hasta de sí mismo, y su odio al príncipe se hizo mayor que nunca.Sin embargo, desde entonces guardó silencio.El príncipe te envía estos regalos como recuerdo -dijo el siervo.Que mandara en mis adentros, ya no tengo que buscarla, porque en ti todo lo encuentro.