Quién podría mantenerse ajeno a este detalle?
Todo esto deshonra a Dios, y priva al cristiano de toda paz verdadera.Una conciencia, en la cual ha resplandecido la poderosa luz de la verdad divina para convencerla de pecado, siente y reconoce que el tarjeta regalo optica pecado jamás puede entrar en la presencia de Dios y que no puede enfrentarse más que con el justo juicio.Sabed, pues, esto, varones hermanos: ganar dinero por ver publicidad que por medio de él (Jesús) se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree (Hechos 13:38-39).Tengo razones para iniciar acciones legales contra él?Una pobre y débil criatura, ya que posee una mala naturaleza contra la cual necesita luchar incesantemente; pero Cristo es su vida, su sabiduría, su justicia, su santificación, su redención, su todo.
Por qué Herodes por qué Satanás no pudo reclutar a estos sabios para su servicio?
La falsa Teología me dice que nunca puedo estar seguro de mi salvación; la Palabra de Dios, en cambio, me dice que.
La propia verdad, de hecho, nunca no se conoce hasta que viene la gracia.
Los hombres se engañan unos a otros y, por consiguiente, temeré que la Palabra de Dios me engañe!
Ahora bien, en lo que al pago de la deuda se refiere, el resultado habría sido el mismo independientemente de la manera adoptada.
Pero esto no afecta en absoluto la cuestión.
La ley hablaba de responsabilidad; decía: haz esto y vivirás.Y si él, finalmente, no es responsable de creer al Evangelio, sobre qué base, entonces, podrá ser juzgado por rechazarlo?».Es un testimonio que da al corazón una paz sólida.Tenía pleno conocimiento del precio al que podría comprarle.Nada estaría más lejos de nuestros pensamientos.No ven la plenitud de la expiación y no captan la aplicación de ella a todos sus pecados.



Acaso su total incapacidad para pagarme lo exonera de responsabilidad?
En la Creación, Dios se dirige al hombre como a un ser responsable, pues tal indudablemente.
Había predicado el Evangelio.