El objetivo último debe ser mejorar el tono muscular de todo el cuerpo.
Enrique Moreno, director técnico, el objetivo número uno, por tanto, pasa por conseguir un Índice de Masa Corporal (IMC) adecuado y reducir el porcentaje de masa adiposa en la zona.
Con estos circuitos se trabaja la musculatura abdominal, lumbar, femoral, los glúteos, los cuádriceps.
Otra opción para que también trabaje el oblicuo y la zona de la cintura en ambos lados son las planchas laterales, apoyando únicamente un brazo, explica.Sin embargo, obliga al abdomen a hacer el esfuerzo de sujetarnos y estabilizarnos y tiene la ventaja de que se puede practicar en casa sin el peligro de cometer riesgos y es muy efectivo.Aún así desaconseja centrar todas las energías en la práctica de los abdominales de toda la vida.Los circuitos de fuerza-resistencia son un gran michel douglas el regalo aliado.El ejercicio se repite en cinco series de 30 repeticiones con una recuperación de 20 a 30 segundos entre serie.Los ejercicios típicos, como el crunch las abdominales bocarriba que nos enseñaron en el colegio tienen el riesgo de tensar excesivamente el cuello y la zona cervical.El 'flotador' es como un almacén.Eso sí, hay que vigilar bien la intensidad y estar atento al pulsómetro para no excederse ni quedarse corto con la intensidad, en torno a 120-130 pulsaciones.
Las personas con mayor masa muscular consumen más calorías y no sólo durante la práctica de ejercicio sino durante todo el día.
Si aumentamos toda nuestra masa muscular, obligamos a nuestro cuerpo a tener un requerimiento energético mayor, por lo que consumiremos más energía.
Si tuviésemos que pasar una semana sin comer, nuestro organismo recurriría a los recursos energéticos que se acumulan ahí.
Entre los circuitos que propone el entrenador, combina los ejercicios de pectorales y abdominales con sentadillas, seguidos de un minuto de comba, ejercicio de dorsal, otro de piernas y un último minuto de comba.
Se trabaja con muchas repeticiones y con carga moderada y aún así las pulsaciones se mantienen altas.
Pueden ser un complemento, dice.
Un esfuerzo de menos de tres cuartos de hora no sirve para reducir el flotador.Reducir la grasa acumulada en la zona abdominal es la obsesión de millones de hombres, pero alcanzar ese objetivo no es fácil.Tumbado boca arriba con las piernas flexionadas, las manos ligeramente apoyadas en la cabeza, hacer una flexión de 30 a 40 grados controlando bien la respiración.Y eso es mucho más complejo que hacer bicicleta porque implica a más grupos musculares y las pulsaciones son más altas.Cuando te subes a una bicicleta, por ejemplo, la energía que se consume durante los primeros 30/40 minutos procede de los depósitos de que nuestro organismo tiene más a mano: glucógeno muscular, fosfocreatina, ATP, hidratos de carbono.El flotador es como un almacén.Sólo así se entiende que el flotador sea la principal preocupación en las consultas de nutricionistas y que los tutoriales dedicados a combatirlo acumulen visitas millonarias.