Mantener tu sentido del humor es lo que te ayudará a ser optimista cuando tengas que enfrentarte a los problemas de tu trabajo, de la vida, o de cualquier otra situación.
Es hora de hacerte la pregunta qué es lo que realmente quiero para mi vida?
Sueles preguntarte por qué algunas personas de la oficina parecen tan alegres?A continuación tienes algunas posibilidades: Si tienes la posibilidad de ofrecer algún servicio (creación de webs, diseño, servicios a domicilio en tu localidad, clases de música o idiomas, community manager) o tienes una profesión y quieres conseguir tus propios clientes (fontanero en Madrid, Carpintero.LA mejor opciÓN responderÁ A estas 4 preguntas #6 comenta TU nueva situaciÓN, no estamos diciendo que tu próximo post sea estoy sin chamba, pero sí coméntalo con tu círculo de amigos, recuerda codigo descuento southwest que en el mundo importan los contactos #7 mantÉN LA calma, ahora.Las facturas de la casa, la comida, los médicos, o los colegios de los hijos no se pagan solos; y por eso sacrificamos nuestra felicidad y le damos un pedazo de nuestras almas a estos empleos horribles a cambio del dinero que necesitamos para sobrevivir.#9 aprovecha EN (RE) definir TUS metas.Una actitud positiva te abrirá más puertas que estar deprimido o lamentándote en casa.Eso sólo empeorará las cosas y hará que tu mente empiece a crear pensamientos negativos rápidamente que te deprimirán y te harán sentir mucho peor.Gracias a Internet, tienes la posibilidad de crear tu propio método de generar ingresos.
Bob Newhart explica muy bien en este GIF cómo sobreponerte de tus quejas lloricas: Estás listo para dejar de quejarte?
«Si fuera divertido, no se trataría de trabajo comentó otro.
Escribe una lista de objetivos con tareas como buscar al menos 4 ofertas de empleo cada semana, enviar tu currículum a 15 empresas cada mes, etc.
Consejo: para romper con el hábito, basta con que lo dejes.
Hebb publicó un libro titulado, the Organization of Behavior, donde plantea su teoría sobre cómo nuestros cerebros procesan estímulos y dan forma a los hábitos.
Cambiar de empleo cada pocos años se ha convertido en una práctica común.Nos quejamos porque entramos en un círculo vicioso.Por eso no debes desmotivarte y creer que te vas a quedar en el mismo lugar para siempre.Piensa también que gracias a ese empleo estás ganando un dinero que te permite comer y tener un techo bajo el que dormir.Tómate tu tiempo libre para disfrutarlo como quieras sin pensar en lo que tienes que hacer mañana o lo que has tenido que soportar hoy en tu puesto.Así que por el momento seguirás teniendo un sueldo seguro cada mes para pagar todos tus gastos.Es muy importante que tengas tus objetivos claros, es la única manera de encontrar el trabajo que vaya contigo y que te haga verdaderamente feliz.No hay síndrome de abstinencia si cortas en seco.Si quieres dejar de quejarte, empieza por dejar de salir con los memos negativos de tu empresa.Estás preparado para dejar el trabajo que tanto odias?Aunque los odies con toda tu alma, lo mejor será que mantengas una buena comunicación con tus exjefes y excompañeros.



Por eso debes elegir una actividad que te guste y que te motive para introducirla en tu vida diaria, y que te haga disfrutar de los momentos que pasas fuera de la oficina.
En lo único que debes pensar es en que te espera un futuro mejor, y que sólo debes aguantar un poquito más en el lugar donde estás ahora hasta que pronto consigas un puesto en el que estés más a gusto.
Os deseo toda la suerte del mundo.