El atleta se impuso a canciones como «Sueño su boca» de tipos de premios Raúl en la selección española y puso rumbo a Estocolmo, ciudad que también acogió el certamen la primera vez que concursó.
Sus coristas, aunque vestidos de etiqueta, tocaron las palmas como en un sarao.
Sigue por el rabadillo del ojo cada nueva edición de Eurovisión y no sería extraño que volviera a representarnos, si me permiten la licencia.Era la primera vez de nuestro país en el certamen y, tirando de cliché, eligieron a una actriz sevillana y cantante de copla para acudir al festival.1977 - Micky: «Enséñame a cantar» Un banjo guasón, tres coristas con mucho ritmo y Micky, con sus botines, dando palmas y chasqueando los dedos.Con un estilismo de «niños buenos» propio de la época, el dúo vasco interpretó una canción sobre el paso quien gano entre mcgregor y mayweather del tiempo y la búsqueda del éxito que les colocó en la décima posición del festival.1961 - Conchita Bautista: «Estando contigo» que regalarle a mamá por su cumpleaños Conchita Bautista representó a España en Eurovisión en 1961.Es el menor de una familia de 11 hermanos.Por favor, marca uno o varios temas que sean de tu interés.Se trata de un cantautor y actor argentino.
Pastora Soler (María del Pilar Sánchez Luque, Coria del Río 1978) lleva desde los 8 años versionando coplas y flamenco, pero en Eurovisión demostró que era una artista con un gran registro.
A partir de ahí, Conde no ha tenido suerte porque al volver de Eurovisión se encontró con la quiebra de su discográfica, aunque pudo lanzar hasta tres discos en solitario o como parte del dúo Dabel.
1981 - Bacchelli: «Y solo tú» Corría el año 1981 cuando, en el sobrio y azulado escenario de Eurovisión, aparecía José María Bacchelli mitad italiano, mitad español enfundado en una chaqueta blanca y con el pelo cardado, muy ochentero.
Trigo Limpio actuó en la 17 posición, justo detrás del irlandés Johnny Logan que fue el vencedor aquel año.
O casi, la infraestructura técnica no le permitió incluir agua en su escenografía (efecto que imitó con las pantallas) pero sí salió con la melena chorreando.
Si algo no le faltaba era complicidad con la cámara y también con un país que necesitó mandar a un turolense a Eurovisión para poner a su ciudad durante unas meses sobre el mapa.La mezcla del rollo country con el castizo en el escenario, un tipo, con mostacho prusiano, chaleco y camisa de cuello picudo, tocaba el botijo tan feliz no nos elevó a los altares, pero sí nos legó una de las puestas en escena más surrealistas.Para otros, una pesadilla.Cmd, síguenos en Twitter @Excelsior.También te puede interesar: Sofía Niño de Rivera comparte fotos de su luna de miel.La fortuna no acompañó al atleta que, con una balada oscura y en ocasiones desafinada, tan solo consiguió alcanzar la decimocuarta posición (de 23).Curiosamente, el compositor se casaba ese mismo día con Carmen Sevilla, quien, por cierto, prestó uno de sus vestidos a Bautista para su actuación en Cannes.Cantautor, loco, poeta, un hombre de mil facetas.Pese a todo, David Fernández abandonó a su personaje tan solo dos semanas después de volver de Belgrado y desde entonces ha participado como actor en numerosos proyectos.

1983 - Remedios Amaya: «Quién maneja mi barca?» Su actuación es una de las más memorables de España en Eurovisión, pues son varios los aspectos que la convirtieron en mítica.
A partir de ahí (nuestras opiniones, nuestro orden cualquier cosa es subjetiva.