un pobre le regala a un rico

decía, golpeando el cuello del animal; pero éste seguía con sus travesuras.
Si el regalo es para un niño de familia rica, sería buena idea una casa de juguete que parezca haber salido de una caricatura (US 3,500).El forastero vino antes aquí, pidiéndome que le dejase pasar la noche en casa, y yo lo despedí.Si la ocasión amerita la compra de un regalo caro, evita los artículos de moda como iPads o iPods, videocámaras digitales o reproductores de blu-ray porque probablemente ya tengan estos productos.Y él, quieras que no, hubo de formular por regalos dia de la secretaria frascos tercer deseo que su esposa pudiese apearse de la silla, y, al instante, quedó cumplida la petición.Y por unos US 6,000 puedes darle unos gemelos con rubíes y diamantes incrustados a un hombre.Siguiendo el consejo de su esposa, partió el hombre a caballo y no tardó en alcanzar a Nuestro Señor.La mujer salió a preguntar al pobre, el cual le dijo: - Anoche llegó un caminante que nos pidió albergue, y esta mañana, al despedirse, nos ha concedido tres gracias: la salvación eterna, la salud y el pan cotidiano en esta vida y, además,.Quién está tan loco como para gastarse más de 12 millones de libras de golpe?Díjole el hombre entonces: - Cálmate y tranquilízate; aunque tengas que seguir sentada ahí, te proporcionaré todas las riquezas del mundo.Ya mende 10 emails y 10 videos espero mandar muchos más, ya no se que más autentica ser pero por un millon se me seguiran ocurriendo ideas jaja haber si paso a la historia y ser una nueva millonaria solo de imaginar.
Si a tu amigo le gusta viajar, con US 20,000 puedes comprar una maleta de ruedas silenciosas hecha de tejidos de crin y madera roja italiana.
Bien - díjole Nuestro Señor.
Le pesaba la silla, y, por otra parte, no acertaba con lo que le sería más conveniente pedir: "Aunque desease todos los tesoros y riquezas de la Tierra - decía para sus adentros, sé que después se me antojarían otras mil cosas.Ensimismado en sus cavilaciones, soltó las riendas, y el caballo se puso a saltar, cosa que le hacía perder a cada momento el hilo de sus pensamientos.Levantáronse de madrugada y prepararon para el forastero el desayuno mejor que pudieron.Pensó Nuestro Señor: "Para el rico no resultaré gravoso; pasaré, pues, la noche en su casa." Cuando el hombre oyó que llamaban a su puerta, abrió la ventana y preguntó al forastero qué deseaba.Y, cerrando la ventana, cupones gratis rappi dejó plantado a Nuestro Señor, el cual, volviendo la espalda a la casa, se dirigió a la mísera de enfrente.Respondióle Nuestro Señor: - Quisiera que me dierais albergue por una noche, El rico miró al forastero de pies a cabeza y, viendo que vestía muy sencillamente y no tenía aspecto de persona acaudalada, sacudiendo la cabeza le dijo: - No puedo alojaros; todas mis.Estate quieta, Lisa!Anoche aún había aquella vieja y mísera barraca, y hoy, fíjate qué casa tan bonita, completamente nueva!



Pintarlo de azul turquesa ya me parece una exageración, pero dar el paso hacía el tratado electrolítico ya me parece lo más de lo más (y aquí ponéis el adjetivo que queráis).