que solo una caricia.
Publicidad, apoyo para tu gran aventura de la maternidad o paternidad.
Carlitos estaba sentado mirando la pequeña montaña de regalos que estaban cerca de la chimenea.
Cuando alguien te da un regalo, solo por compromiso o con motivaciones erradas, ese topa y los rulos regalo regalo llega a ti sin corazón.Como solo yo.No tengo sitio, no tengo cobijo, y no tengo refugio, que arrodillarme ante el Divino!amen!Bonito y chiquito, le dio gracias a Dios por ese regalo tan grande.Son motivo de gozo.Carlitos, los regalos si tienen corazón.El valor de un regalo se mide por el corazón.Feliz dias DE LAS madres (SE feliz mujer).Por esa razón, en gran medida, los hijos deben la vocación a sus padres: El tener padres virtuosos y temerosos de Dios me bastara escribe Teresa de Avila si yo no fuera tan ruin, con lo que el Señor me favoreció para ser buena.Antes de que tu nacieras te conocía y te consagré Jeremías 1:4-5.
Nos dió a su único hijo y nos lo dió con todo su corazón, para que tu ahora tuvieras tu corazón vivo y vibrante.
Por tanto, el Señor mismo os dará una señal: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel.
Vive con ese regalo y para ese regalo.
Pero te preguntarás: Hay aspectos desagradables en la crianza de mis hijos?
Nosotros pusimos las condiciones biológicas para engendrarlos.
He aquí, herencia de Jesús son los hijos; c osa de estima el fruto del vientre.Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado c uando hablare con los enemigos en la puerta.Pideme una estrella, y te la dare, pideme lo que quieras el sol el cielo yo te bajare pideme los besos con sabor a miel tu eres lo mas bello, que yo encontre.Directo a tu email.De ser madre, y amiga de mis hijas.Si mamí-dijo Carlitos- Lo haré y salió corriendo para jugar con Rosita.El regalo mas lindo que mi dios dado sin duda es la vida porque es una dicha estar aqui, me da alegria tener la oportunidad de respirar llorar, y tambien cantar la vida es sufrir pero tambien reir y yo tengo la dicha de vivir.Pero, cuando alguién te da un regalo con todo su corazón, ese palpitar viene al regalo y ese es el verdadero valor del mismo.Cuando los padres entienden que cada hijo es un privilegio, una prueba de confianza y de amor del Señor con esa persona y con su familia, aceptan con alegría esa nueva misión: la de recibir a su hijos con amor, mientras están en la tierra.Los hijos son un regalo de Dios, son una recompensa de su parte Salmo 127:3.No obstante, trae gozo finalmente cuando seguimos el plan de Dios y disciplinamos a nuestros hijos.Por eso tienes que amar ese regalo con todo tu corazón, porque ese regalo trae el corazón de Dios.



Los regalos si tienen corazón.
Pideme mi corazón que tuyo.