Una vez en cuanto gana un profesor de matematicas 2017 la regalos para boda de estaño 33 años de casado travesía, le estaba enseñando a un niño cómo él podía hacer malabarismo con muchas manzanas.
Y aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de tajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.
"Pero, señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida".Obras maestras de Picasso, Van Gogh, Monet y otros muchos, adornaban las paredes de la hacienda familiar.Es que una rana jovenzuela de hoy puede saber más que ellos?».Y se efectuó el cambio.El sacerdote le preguntó: "Falleció en paz?".Esperaba a que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.El dará las órdenes oportunas».Javier Bruna, director de los grupos musicales Bruna Sonora y Cinesaxcope, nos cuenta cómo vive rodeado siempre de la música.Todo lo que podía pensar en ese momento era: - Mark.Colgó el teléfono y en menos de quince minutos él ya estaba llamando a mi puerta.
Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre.
Fue padre y madre para mí, y fue amiga y hermana, y fue maestra.
Seguir luchando, seguir perdonando, seguir olvidando, y siempre.
"Vienes a jugar conmigo?
Amaba a los perros y a los caballos, los autos deportivos y la música.
Un silencio absoluto descendió sobre todo el campo.
De pronto, un día se dio cuenta de que su madre tenía el pelo blanco y la cara surcada de arrugas.El Señor le respondió: "Yo puedo darte 10 millones de dólares, pero regalos de 100 pesos para mujer a cambio de tus piernas".Inmediatamente el coro se levantó y se fue.Cuándo voy a empezar a morirme?Porque debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir".





Ella dio a luz, y colocaron al niño sobre el heno del pesebre que había sido hecho con la madera del primer árbol.